Perdió la vida tras ser succionado por una máquina de resonancia magnética en el hospital – su familia manda una A D V E R T E N C I A ! |

Los avances tecnológicos han proporcionado mejoras indiscutibles en los distintos aspectos de la vida, especialmente en el campo de la salud. Sin embargo, no deja de ser cierto que su aplicación y uso traen consigo protocolos que deben cumplirse para minimizar los riesgos asociados que pueden generar consecuencias fatales.

Rajesh Maru, un hombre de 32 años, perdió la vida  en el hospital de Nair de Bombay, en la India al ser succionado por la fuerza magnética de una máquina de imagen por resonancia magnética (IRM) mientras sostenía un tanque de oxígeno líquido que había sido solicitado por personal de enfermería.

Esta trágica pérdida ha conmocionado a todos en la cuidad y en el mundo, definitivamente se violentaron todos los protocolos de seguridad.

Las máquinas de resonancia magnética deben operar en una habitación cerrada, bajo la condición de área restringida debido al poderoso campo magnético que usan para captar las imágenes de distintos órganos del cuerpo.

Los objetos de composición metálica no deben ser introducidos dentro de la habitación cuando la máquina esté operativa ya que son halados hacia ella. Rajesh ingresó en esta habitación cargando un tanque de oxígeno líquido para ayudar a un familiar que estaba siendo atendido en el centro médico.

Evidentemente se quebrantó la norma de no ingresar con objetos metálicos en el área restringida y fue violentamente arrastrado hacia adentro por la fuerza magnética de la máquina.

Según informes preliminares se anunció que Rajesh había muerto al inhalar el oxígeno líquido que se filtró del cilindro tras el impacto con la máquina. Posteriormente se dijo que la muerte de este hombre se produjo a causa de los traumatismos ocasionados por los fuertes golpes que recibió.

Ramesh Bharmal, el decano del hospital informó que se había iniciado una investigación para determinar la causa exacta de la muerte. Confirmó que las imágenes de las cámaras de circuito cerrado estaban en poder de los agentes policiales.

Deepak Deoraj, portavoz de la policía de Mumbai declaró que arrestaron a un médico y a otro miembro del personal subalterno por la muerte debido a negligencia.

Harish Solanki, familiar de víctima afirmó que Rajesh había recibido la confirmación de que podía ingresar al área de manera segura, aunque la máquina de resonancia permaneciera encendida, cuando debía estar apagada.

Estamos conmocionados y muy devastados”.

Sin embargo, las autoridades del centro de salud lo negaron y se abrió una investigación por homicidio a causa de esta negligencia. El gobierno estatal de Maharashtra anunció una indemnización de 7.870 dólares para la familia de la víctima.

Hace cuatro años, un par de trabajadores del hospital de Nueva Delhi sufrieron lesiones cuando quedaron atrapados durante cuatro horas entre una máquina de resonancia magnética y un tanque de oxígeno metálico.

En 2001 un niño de seis años perdió la vida mientras se estaba realizando una resonancia magnética en Nueva York y un tanque de oxígeno metálico voló hacia la máquina e impactó sobre su cabeza.

Tristemente este hombre que visitaba a un familiar ingresado en el hospital perdió la vida y pasa a ser parte de las consecuencias fatales de este tipo de acontecimientos.

Loading...