Esta es la manera más rápida y efectiva de bajar la presión alta

La calabaza es un alimento que deberíamos consumir diariamente, por el aporte de vitaminas y nutrientes necesarios que nuestro organismo necesita para su correcto funcionamiento.  Expertos afirman que es imprescindible consumir la calabaza por el aporte de beta caroteno y su contenido de vitamina c y fibra que ayuda a regular el tránsito intestinal.

La calabaza es una hortaliza que sirve como alimento además de poseer interesantes propiedades para la salud.

Tiene un alto contenido en fibra y es muy diurética, por lo que es especialmente útil para dietas de adelgazamiento, y además, gracias a su acción suavizante y protectora de la mucosa del estómago, está indicada en casos de acidez de estómago, digestiones difíciles o gastritis, ya que calma la irritación y el dolor de estómago.

Situaciones donde el consumo de calabaza resulta beneficioso

-Afecciones coronarias y arteriosclerosis:
Protege la salud de las arterias, debido a tres factores: ser pobre en grasas y sodio y ser rica en betacaroteno (provitamina A). Es recomendable que las personas que hayan tenido algún trastorno coronario consuman calabaza al menos 3 veces por semana.

-Hipertensión arterial:
Es un vegetal conveniente en la dieta de una persona hipertensa, debido a su bajo contenido en sodio, pero sobre todo a su alto contenido en potasio, puesto que el potasio es preventivo de la hipertensión y de todas sus consecuencias negativas.
Las personas con tensión arterial elevada, pueden comer calabaza cada día si quieren, y cocinada de cualquier manera, pero nunca deben añadir sal a su preparación, para así no anular su acción beneficiosa.

-Estreñimiento:
La fibra de la calabaza es del tipo soluble y actúa como un laxante suave sin irritar la mucosa intestinal. Se recomienda su consumo en casos de estreñimiento, pero también cuando hay un mal funcionamiento intestinal, como ser un exceso de fermentación o putrefacción.

-Trastornos renales:
Siempre que exista alguna insuficiencia renal, o afecciones inflamatorias renales (nefritis, glomerulonefritis), o edemas (retención de líquidos), se aconseja el consumo de calabaza, puesto que es un diurético, y así favorece la producción de orina,y la eliminación de líquidos del organismo.

-Trastornos digestivos:
La pulpa de la calabaza, al ser rica en sustancias alcalinas, neutraliza el exceso de acidez estomacal, y a su vez es suavizante y protectora de la mucosa estomacal. Por lo tanto, el consumo de puré de calabaza está especialmente indicado en:  acidez de estómago, mala digestión (dispepsia), gastritis y úlcera

-Afecciones oculares:
Por su riqueza en betacarotenos, su consumo es adecuado cuando disminuye la agudeza visual, o cuando existen trastornos de origen retiniano. Un estudio demostró que la combinación de betacaroteno y potasio (como la calabaza) son clave para evitar la formación de cataratas.

-Cáncer:
Al contener betacarotenos, fibra y vitamina C, la calabaza se convierte en uno de los vegetales con mayor acción anticáncer. Las coles también poseen la misma combinación.
Ya sea para prevenir o durante el proceso de curación de un cáncer, las coles y la calabaza no deberían faltar en la dieta.

Composición nutricional de las calabazas

La pulpa contiene un 6% de hidratos de carbono, 1% de proteínas y un aporte casi nulo de grasas. Por lo tanto su aporte calórico es reducido. Aporta menos de 30 calorías cada 100 gramos siendo ideal para dietas de adelgazamiento.

El 90% de su contenido es agua, por lo que es diurética, pero también depurativa y digestiva, ya que es un alimento bien tolerado luego de un ayuno.  En cambio, esa pulpa es rica en betacarotenos (provitamina A), posee también vitamina C y vitaminas del grupo B, aunque en menor proporción.
Es rica en calcio y potasio.

Por otro lado, es una gran fuente de fibra soluble, la cual le otorga su efecto saciante sobre el apetito.  Al no aportar grasas ni sodio, se convierte en un alimento que favorece la salud de las arterias y el corazón.

Loading...