Aprender A Eliminar Cualquier Humedad De Tu Casa De Forma muy Fácil Con Sólo Hacer el truco y siguiendo el paso a paso

En todos los hogares es bastante común la acumulación de humedad en las paredes y el techo. Esto no representa absolutamente nada bueno pero sí se puede observar con bastante frecuencia.

Lo sufren en especial, aquellas estructuras que llevan demasiado tiempo desde que fueron construidas, tales como hogares y edificios.

Este problema puede llegar a ser muy molesto en todos los hogares, lo más perjudicial es que se va extendiendo a lo largo del mismo en muy poco tiempo. El único modo de frenarlo, es a través de algún método alternativo debido a que este problema no se detiene por cuenta propia.

Muchas optan por contratar a un especialista para limpiar el exceso de humedad y evitar daños perjudiciales para las estructuras o la salud misma; sin embargo no es del todo necesario gastar dinero adicional contratando a otra persona.

 Hay un método bastante sencillo con el que puedes eliminar este problema. Tenemos un tutorial para lograrlo y te animamos a realizarlo a partir de hoy, sencillamente no te vas a arrepentir.

Elimina la Acumulacion de Moho y Humedad en tu Hogar Rapidamente con Este Sencillo Metodo.

El primer problema con el que nos encontramos al observar exceso de humedad en las paredes de nuestro hogar, es que desconocemos las razones por las que esto sucede. Descubrir lo que lo ocasiona, es necesario para poder repararlo adecuadamente.

Podemos eliminar el moho, pero las goteras o filtraciones que no se repararan, van a seguir ocasionando problemas. Si la pared se debilita demasiado puede resultar difícil limpiarla.

Una vez solucionado el inconveniente que origina la humedad, se procede a aplicar esta técnica. Necesitas utilizar sal, esparcirla a lo largo de la pared húmeda. La intención es que al secar, la sal absorba el líquido que se ha albergado. Sabrás que está funcionando si la sal adquiere una coloración oscura.

También puedes usar harina de mostaza para secar la pared, igualmente requieres esparcirla sobre la humedad y dejar el tiempo suficiente para que la absorba. Utiliza vinagre, el cual además de despegar la humedad puede ayudar a eliminar manchas, sombras y exceso de moho provocado por la filtración.

Luego de aplicar la sal y la harina, remoja con un trapo impregnado en vinagre y deja que se asiente en la pared durante 48 horas antes de retirar con un trapo seco.

Consejos para evitar la humedad en las casas

Como ya hemos visto unos trucos caseros para la humedad de la casa, ahora lo que haremos es ver una serie de consejos, ya que la prevención es lo mejor, como siempre suele pasar con todo.

Ventilar bien:  Cuando cocinamos, nos duchamos o simplemente las habitaciones llevan horas cerradas, se produce mucha humedad y es fundamental que ventilemos lo suficiente las habitaciones con el fin de evitarlo.

Disminuir la humedad que se produce:  Una forma de hacer que se produzca menos humedad en la casa, es utilizar en la cocina un extractor y en el baño, secar bien toda agua que caiga y cerrar las puertas.

Utilizar absorbentes de humedad:  Se venden absorbentes de humedad que vienen bien para prevenir la aparición excesiva de humedad y aunque a veces no es suficiente, siempre pueden ayudarnos, sobre todo el lugares como armarios o habitaciones con poca o mala ventilación.

Un absorbente de humedad en cada armario es muy bueno o en cada habitación o incluso si lo recomendable puede ser colocar varios absorbentes de humedad dependiendo de cada caso.

Calefacción con control:  El aire caliente es en realidad más húmedo que el aire frío y lo ideal es tratar de mantener una humedad constante mínima de 15 grados, para así evitar la acumulación de humedad en las paredes y en las ventanas.

Para ser más exactos, diremos que la temperatura idónea en la sala o salón principal debería de ser de 19 grados y de 17 en las habitaciones.

Muebles separados de la pared:  Si se colocan los muebles muy pegados a la pared, esta no puede ventilarse y lo que se hace es formar mucha humedad ya que el aire no circula bien. Es mucho mejor para evitar esto, dejar algo separados los muebles de las paredes, se nota mucho la diferencia.

Tender fuera de casa:  Cuando se tiende la ropa en casa, esta produce mucha humedad y lo mejor es tenderla fuera para que el secado y la humedad libere fuera de nuestro hogar.

Las plantas:  Tener muchas plantas en casa no es precisamente bueno para la humedad, pero todo depende de cuales sean esas plantas. Por ejemplo tener plantas como estas, ayuda a evitar el exceso de humedad en la casa:

Palma de bambu, Ficus o Laurel de la India, Yerbera, Hiedra, Crisantemo o Pomas o Margaritas de floristería, Lengua de Suegra, Espatifilo o Calilla o Anturio Blanco o Cala Blanca, Dracaena Janet Craig

Loading...